domingo, 14 de octubre de 2012

OS FERRADORES


OS FERRADORES


     
     En los tiempos en que los animales hacían tareas de tiro, carga y monta, era un gran problema el desgaste de sus pezuñas en el intento de arrastrar las pesadas cargas o mover las herramientas de trabajo del campo, de ahí que era indispensable herrar los animales que hacían el trabajo y los ferradores eran los encargados de hacerlo.

      Las ferraduras de fierro, han sido utilizadas desde el siglo segundo antes de Cristo y desde esas fechas sufrieron pocas modificaciones en la forma o en la tecnología. Para los caballos una pieza en forma de U, fijada al casco por los tradicionales clavos hechos de hierro, constituye la ferradura que viene siendo usada hace miles de años y en los días actuales, todavía lidera el ferramiento de los caballos del mundo entero, para las vacas y bueyes el callo con su forma peculiar para adaptarse a la pezuña de estos animales.
 



     Entre los principales males debidos a las ferraduras de hierro estan el exceso de impacto transmitido por la estructura osea que contribuye significativamente a los problemas locomotores y el estrago causado por los agujeros de los clavos en la pared del casco, otro problema es la vitrificación de los cascos debido a las partes raspadas que produce el ennegrecimiento de las paredes.

     Históricamente el ferramiento es un mal necesario para algunas de las actividades de los animales de tiro y monta un ferramiento debe llevar por lo menos 29 elementos que son 4 ferraduras que se adapten a los cascos bien preparados y respeten una condicion anatómica ideal del animal 24 clavos bien puestos y un ferrador consciente de la labor que debe realizar
 

     
     Con mandil con pechera de cuero, al herrero se le veía poniendo las herraduras a los burros, machos y caballos, a estos dóciles animales, a los cuales vi doblar mansamente sus patas, dejándose herrar... Hasta en la calle, a la entrada de la herrería.
 
      Así el oficio de herrero ha ido desapareciendo; no hay suficientes animales de tiro para herrar y es difícil encontrar alguna herradura en las calles... como sucedía antaño y que según la creencia popular, si alguien encontraba alguna, se la llevaba para su casa y la colgaba detrás de la puerta, porque le traía buena suerte.





XOAN ARCO DA VELLA
SÍGUENOS:
Facebook
Twitter
Pinterest
Google+
Instagram
YouTube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Está permitida la reproducción total o parcial de los trabajos y fotos de este blog.
Te agradecemos nos sugieras de sitios para trabajos nuevos.
Mis correos:
Apd. de Correos: 83 - 36900 - Marin - Pontevedra
xoanarcodavella@gmail.com
Telf - WhatsAp.: 600590901