domingo, 14 de octubre de 2012

PASO DE LA "SANTA CENA" - CANGAS


PASO DE LA "SANTA CENA"
CANGAS 
SEMANA SANTA




     Las nubes se habían disipado y no hacía falta mirar al cielo para saber que no iba a llover. 



     Sólo el viento molestaba los capirotes de los penitentes, mientras el intenso frío que traía se acurrucaba en el sudor de los costaleros del paso "La Oración del Huerto" y dejaba peladas la piernas de algún romano.




     La salida de la procesión del Jueves Santo de la ex colegiata de Cangas fue puntual. 




     A las 19.00 horas ya estaba en la calle Real la primera cofradía, anticipada por la banda de gaitas y tambores Tromentelo, que iba marcando el paso lento de la procesión. 



     La salida de la calle Real del paso que representa la última cena fue resuelta sin problema y encaró la calle Eugenio Sequeiros custodiado por los miembros de la Cofradía de la Misericordia. 


     En las inmediaciones de una plaza de abastos, aún con olor a pescado, el primer paso era recibido por numeroso público, curioso, devoto y emocionado, que no dejaban de utilizar sus cámaras digitales y teléfonos móviles recién regaladas por Navidad para hacer inmortal ese momento. Ya bien entrada la procesión en Eugenio Sequeiros, la banda Tromentelo dejó escuchar el sonido de sus gaitas.


     Los tambores de los cofrades del Santo Cristo del Consuelo retumbaban en el casco viejo. Conforme se elevaba su sonido aumentaba la pasión de los cofrades y su sonido estremecía la piel y los corazones de muchos de los presentes. 



     Arreaban los tambores de la cofradía manos morenas curtidas por el mar océano y en su redoblar se encontraban los ecos del pueblo de Calanda, donde la manos se tiñen de sangre de tanto aporrear los tambores. 


     La procesión tuvo un lento caminar hasta el Concello de Cangas, donde giró para regresar de nuevo a la ex Colegiata, con la luna llena marcada en el horizonte y el frío calando los huesos de penitentes y público, que se vio sorprendido por la bajada de temperatura. 



     Había quien echaba de menos que la procesión saliera una hora más tarde. Las velas tardaron en encenderse ante la prepotencia de la luna llena y, aún por encima, el viento apagaba las llamas que no estaban protegidas.


     Las imágenes lucían en todo su esplendor. El paso de "La última cena", además de la expresividad de sus imágenes, dejaba a su paso el olor de las viandas y frutas naturales que se mostraban. 




     La imagen de "La flagelación", más modesta, dejaba paso a la imagen de la Virgen de los Dolores y cerraba la procesión la Banda de Música Bellas Artes de Cangas, acallada por el fuerte sonido de los tambores del Santo Cristo del Consuelo


VIDEO

 XOAN ARCO DA VELLA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Está permitida la reproducción total o parcial de los trabajos y fotos de este blog.
Te agradecemos nos sugieras de sitios para trabajos nuevos.
Mis correos:
Apd. de Correos: 83 - 36900 - Marin - Pontevedra
xoanarcodavella@gmail.com
Telf - WhatsAp.: 600590901