lunes, 8 de octubre de 2012

O PASATEMPO - BETANZOS


O PASATEMPO
BETANZOS
A CORUÑA






     Extrañas catacumbas… túneles angostos y subterráneos siniestros en un complejo entramado de cuevas y cavernas artificiales… representaciones y alegorías a la Gran Pirámide de Keops, la Gran Muralla China, o las entradas al inframundo. La Gran Mezquita de Mohamed Ali, los emblemas de todos los Papas o extraños símbolos masónicos. Esculturas de dinosaurios, leones o murciélagos … Éstas y otras maravillas se encuentran en un misterioso y fascinante enclave gallego: El Pasatiempo, en la villa coruñesa de Betanzos.




     El Pasatiempo es el sueño materializado de un brigantino que, tras emigrar a América a finales del siglo XIX como miles de gallegos, volvió rico y triunfante tas su periplo indiano. 


     Aquel aventurero llamado Juan García Naveira, regresó a su Betanzos natal, con 42 años, y se propuso, junto con su hermano menor Juan María, compartir con sus paisanos parte de sus riquezas y de los conocimientos adquiridos en sus viajes por el mundo, bien a través de obras públicas y/o benéficas. 

 

     Además de este parque, los hermanos García Naveira invirtieron buena parte de su inmensa fortuna en construir y edificar todo tipo de elementos beneficiosos para el pueblo. Juan Garcia Naveira, por su parte, se responsabilizó de la creación del lavadero público, el Refugio para niños con deficiencias mentales y el Sanatorio de San Miguel, en distintas partes de la villa bigantina.



     

     Por su parte, su hermano Juan María se encargó de las Escuelas Municipales y la Casa del Pueblo. Y, entre los dos, subvencionaron la creación del patronato Benéfico-Docente García Hermanos, que constaba de un asilo y una escuela.
 

     Sin embargo, si por algo han pasado a la historia es por la construcción de un insólito parque temático, llevo de simbolísmos y claves ocultas, para muchos autores influenciadas por su pertenencia a la masonería.



El Parque Mágico
     El sin par recinto ocupaba originariamente 90.000 metros cuadrados, entre el gran jardín -hoy prácticamente desaparecido- y el Pasatiempo propiamente dicho. 


     Su construcción se comenzó en 1893, recién llegado don Juan de Argentina, lo que proporcionó al mismo tiempo numerosos puestos de trabajo para los vecinos de Betanzos, ya que llegó a mantener hasta a doscientos obreros simultáneamente.



     Además, la creación del Pasatiempo supuso un modo de financiar la construcción y mantenimiento del asilo, al que iba destinado el importe del pago de las entradas al parque temático. 



     En el 1914, en plena Guerra Mundial, ya tenía la estructura básica terminada, aunque su fundador continuó comprando terrenos y añadiendo elementos durante el resto de su vida. 


      Desgraciadamente en la actualidad sólo es accesible al público una parte de la construcción original.



     Según citan los analistas de este extraño lugar: El Pasatiempo, citado ya en las guías Michelín de los años veinte, fue descrito como un Parque Enciclopédico. Los conocimientos y las ideas adquiridas en Argentina, donde don Juan trabajaba de día y estudiaba de noche, así como los viajes realizados posteriormente a diversas ciudades europeas y a Egipto, fueron ocupando su sitio a lo largo y ancho del parque. Los últimos avances tecnológicos de la época, como un dirigible o un funicular, se mezclaban con animales que debían resultar muy exóticos, como un hipopótamo o un rinoceronte, y con escenas sacadas de cuadros, postales y manuales escolares. Argentina ocupa un lugar primordial, con los escudos de todas sus provincias, el obelisco de la avenida 9 de Junio, el homenaje al centenario de la República y los bustos de todos los presidentes de aquel país.



     Además de las visitas del público general, se realizaban excursiones escolares para que los jóvenes estudiantes participasen de la gran gama de conocimientos que el parque representaba a través de sus esculturas, murales, etc. 



     Al igual que ahora se suele hacer con las visitas a museos, los alumnos terminaban su visita escribiendo sus impresiones. Algo muy poco frecuente en los museos y obras artísticas de aquellos tiempos.



     Tras la Guerra Civil, tres años después de la muerte de su fundador, el Pasatiempo dejó de cumplir con sus funciones para llegar a convertirse en un campo de concentración. 



     Y con el tiempo muchos elementos de la parte baja llegaron a desaparecer para siempre, como la avenida de los Emperadores Romanos o la de los Literatos o la blaustrada de los Papas, flanqueadas por cientos de sus respectivas estatuas, además de fuentes, surtidores, estanques, canales, miradores. La maleza fue cubriendo lo que quedaba, y hasta llegó a caer en el olvido. 


     Durante lustros la vegetación devoró las estatuas, sello las cuevas y convirtió el Parque Enciclopédico en un lugar tan sugerente, como discreto. Por esa razón durante muchos años las cavernas y subterráneos de El Pasatiempo fueron escenario de todo tipo de rituales mágicos y esotéricos. Como anécdota baste reseñar que, en los años 80, la cabecera del programa de televisión A Noite das Badaladas, especializado en temas paranormales, se grabó en los túneles y cuevas de El Pasatiempo.



     En 1986, el ayuntamiento de Betanzos compró los terrenos a los herederos y comenzaron las obras de restauración. Al ser la parte baja totalmente irrecuperable, se transformó en un espacio compartido por un jardín, un campo de fútbol y un auditorio al aire libre.



     La parte alta, a cinco niveles sobre la ladera de la colina, que sólo era un 10% del total, se ha podido reconstruir, ya que se encontraba menos deteriorada. Pueden verse, por destacar sólo unos cuantos elementos, varias cuevas, el homenaje a Argentina, los usos horarios del mundo, la monarquía española y sus 18 Hijas Republicanas, el árbol de Gernika, la mezquita de Mohamed Alí, el estanque del Retiro o una gruta inspirada en la obra de Gaudí.



     Actualmente, continúan las obras por parte de los estudiantes de la escuela-taller de Betanzos, pero todavía, en algunas ocasiones, los vigilantes descubren restos de velas, inciensos, y otros elementos mágicos, que parecen sugerir que todavía hoy, en pleno siglo XXI, algunas personas consideran este lugar, un excelente enclave mágico para ejercitar el ocultismo…



MAPA
 

XOAN ARCO DA VELLA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Está permitida la reproducción total o parcial de los trabajos y fotos de este blog.
Te agradecemos nos sugieras de sitios para trabajos nuevos.
Mis correos:
Apd. de Correos: 83 - 36900 - Marin - Pontevedra
xoanarcodavella@gmail.com
Telf - WhatsAp.: 600590901